La moda ecológica es tendencia. Aunque hace algunos años muchos creían que las prendas ecológicas eran aburridas o incluso poco estéticas los nuevos diseños están callando muchas bocas. Procedente sobre todo del norte del globo la moda sostenible es hoy en día elegante, bonita y con un marcado estilo escandinavo que consigue encandilar a grandes y pequeños por igual.

Además, cada vez son más las empresas y diseñadores que deciden apuntarse a la tendencia de la ropa ecológica rompiendo así una lanza a favor del comercio solidario y el respeto hacia el medio ambiente.

En Wald estamos convencidos de que en el futuro la moda será ecológica, o no será. ¿Quieres saber por qué? Aquí te lo explicamos:

1. No más usar y tirar

Comprar, usar, tirar y volver a comprar. La industria de la moda actual produce y produce ropa constantemente a precios muy bajos pero que salen muy caros al planeta y por lo tanto también a nosotros. Utilizar la ropa durante una sola temporada y tirarla se está convirtiendo en un problema ambiental por la gran cantidad de basura que genera. El concepto ecológico llega, en este aspecto, más allá de la moda ya que, gracias a la alta calidad de sus materiales, la ropa ecológica es más duradera que la convencional generando así una menor huella ambiental.

2. La moda ecológica es bonita

Ya te lo adelantábamos al principio de este artículo. En la actualidad estilo y ecologismo van de la mano. Olvídate de la idea de que la ropa ecológica es poco estética. Y si no te lo acabas de creer date una vuelta por nuestra tienda online, ¡y compruébalo tu mismo! Los diseños de ropa ecológica que te presentamos en Wald incluyen estampados divertidos y originales sobre colores orgánicos o tonalidades luminosas ideales para los más pequeños de la casa.

3. Tu piel te lo agradecerá

Los tejidos con los que se elaboran las prendas ecológicas son más naturales que aquellos que se utilizan para la ropa convencional. La diferencia salta a la vista en el momento en el que la tela toca nuestra piel. Además, las fibras naturales contienen menos alérgenos que las fibras tratadas o fabricadas con productos químicos.

Sobre todo los niños, niñas y bebés suelen sufrir irritaciones en la piel por roces, hipersensibilidad o alergia a determinados productos. La ropa orgánica está especialmente pensada para este tipo de casos garantizando (a través de sus certificados de calidad) que los materiales han sido cultivados según la agricultura ecológica sin herbicidas, fertilizantes químicos ni pesticidas. En la elaboración de las prendas ecológicas tampoco se utilizan tintes ni blanqueadores de origen químico que puedan ocasionar alergias en la piel.

4. Moda comprometida con el medio ambiente y la sociedad

Tras las noticias de explotación infantil y condiciones precarias de los trabajadores en muchas fábricas de producción textil. Por suerte, cada vez somos más los que nos preocupamos por las condiciones de los trabajadores y la procedencia de la ropa que nos ponemos. La moda ecológica apuesta por el compromiso con el medio ambiente pero también con el compromiso social, ofreciendo a los trabajadores salarios y condiciones de trabajo dignos.

5. Busca los certificados de producción ecológica

Entre los objetivos principales de la moda orgánica está el conseguir una vida sin productos dañinos en nuestras prendas de vestir y crear un modelo de industria respetuosa con el medio ambiente. Para asegurarte de que la ropa que estás comprando es en realidad ecológica lo más acertado es buscar las etiquetas y los certificados de producción ecológica como por ejemplo la etiqueta GOTS. Las siglas vienen de Global Organic Textile Standard o Norma Textil Orgánica Global y aseguran que las prendas con esta denominación han sido fabricadas mediante fibras orgánicas.